Close

+34 658 034 000 memguimelmelilla@gmail.com

Toda la información escrita puede copiarse haciendo referencia al autor y enlazando la web

MEM GUÍMEL EN CARACAS

MEM GUÍMEL RENUEVA UNA ANTIGUA AMISTAD ENTRE  MELILLA Y VENEZUELA

Por Mem Guímel

conferenciantes y embajadorA través de la Asociación socio-cultural “MEM GUÍMEL”, en concreto de la mano de su coordinadora del proyecto SEFAMEL (Sefardíes en Melilla), María Elena Fernández Díaz, Melilla estuvo presente en Venezuela, concretamente en la ciudad de Caracas invitada expresamente por la embajada española en esa ciudad.

MEM GUÍMEL, representante en esta ciudad de la cultura judeo-sefardí y que viene realizando durante los últimos años, y en concreto, entre 2014 y 2015, la conmemoración de los 150 años de presencia judía en nuestra ciudad, fue invitada a participar al otro lado del Atlántico a una serie de actividades cuyo epicentro era la nuestra ciudad, como lugar de llegada de los judíos, tras cinco siglos de expulsión, a la vez que lugar de partida para el Nuevo Mundo, en concreto Venezuela dentro de la diáspora judeo-sefardí.

La presencia de eventos en Caracas, cuya temática es Melilla data de antiguo. En el mes de octubre del año 2005, se entregó desde Melilla a la embajadora de Venezuela en España, Gladis Gutiérrez, durante una visita a Madrid, un busto de Francisco de Miranda y dos años después en un acto celebrado en la Embajada de Venezuela en España, la ciudad Autónoma de Melilla, en concreto su presidente Juan José Imbroda, inaugura dicha escultura contando hoy día el pueblmonumento melillenseo venezolano con el busto de su libertador Francisco de Miranda.

El busto, cedido por Juan José Imbroda, y que encargó en 1997 a Antonio Colmeiro, fue ubicado en pleno centro de la ciudad e inaugurado por el entonces alcalde de Caracas, Freddy Bernal, frente al Palacio de las Academias, ante una destacada representación de judíos venezolanos y melillenses quienes aprovecharon el acto para sellar aún más los lazos entre las dos comunidades y agradecer al pueblo venezolano la acogida que siempre le dispensaron.

En Melilla había vivido Francisco de Miranda, precursor de la independencia venezolana, destacándose, aparte de su faceta literaria, por su entrega total a los intereses de España en el Norte de África en uno de los momentos más difíciles vividos por la ciudad como fue la heroica defensa de Melilla durante el Sitio de 1774 y del esfuerzo que los tres mil residentes hicieron durante tres meses a los ataques de los 40.000 hombres del Sultán de Marruecos. Gracias a todos, entre ellos a Francisco de Miranda, Melilla sigue siendo española.

El magnífico busto está acompañado en su parte baja por una placa en la que se puede leer: “La Ciudad Autónoma de Melilla al pueblo venezolano como muestra de gratitud, respeto y cariño al Pueblo de Venezuela por la fraternal acogida que siempre ha dispensado a los melillenses»

MEM GUÍMEL participó de manera activa, siendo la protagonista, en las jornadas denominadas Melilla y Venezuela, una antigua amistad”, enmarcadas en el programa “Luces y sombras de la inmigración en Venezuela” de la Embajada de España, que se llevaron a cabo entre los días 16 y el 20 de octubre en la Sinagoga Maguén David de Los Caobos, el Auditorio Elías Benaím Pilo de la Asociación Israelita de Venezuela (conocida como de Mary Pérez) y el centro «Hebraica» de Caracas.

Tras su llegada a Caracas, y de la mano de Ángela Oráa, persona de confianza sala Benhamin Pilos, sinagoga de Mary Perezde la Asociación Israelita y la Embajada de Venezuela, María Elena Fernández fue la protagonista de diferentes entrevistas como la que le realizó Álvaro Mata de Mundo Israelita o en la cadena GLOBOVISIÓN, dando a conocer Melilla como lugar de retorno de los expulsados en 1492, presentando el patrimonio material como inmaterial que se conserva en nuestra ciudad así como la multiculturalidad existente gracias a la llegada de esos primeros judíos en 1864, y sobre todo dejó muy clara nuestra españolidad, siendo en esos momentos los medios caraqueños un gran altavoz aprovechado para explicar las cualidades que tiene la ciudad de Melilla.

El jueves 15, invitada a una recepción oficial organizada en su honor por la Embajada de España en la casa de Don David Bitán, pudo disfrutar tanto de la compañía del embajador Don Antonio Pérez-Hernández y Torra como de los cónsules Don Pablo Tejera Fernández de Henestrosa y Don Jorge Cabezas Fontanilla, así como del Presidente de la Asociación Israelita de Venezuela Don Salomón Cohén Botbol, y del Doctor Abraham Levy Benshimol presidente del museo sefardí.

abraham Levy, Salomón cohen, elenaDicha velada, amenizada por música en directo, fue en su momento «todo un acierto» al hermanarse y profundizar en las relaciones culturales y sociales de ambos territorios, «promoviendo e impulsando intercambios entre las dos ciudades». De igual modo, se refirió María Elena Fernández al espíritu de este encuentro para apostar por el desarrollo del turismo, así como al rescate del patrimonio histórico tanto material como inmaterial trasvasado al otro lado del Atlántico.

Un día antes de la conferencia principal del día 18, María Elena Fernández tuvo en Caracas el “momento más emotivo” de este viaje. Fernández se reunió en el rezo de Shabat en la Sinagoga Maguén David, con cientos de melillenses o descendientes de estos disfrutando del recogimiento y emotividad del mismo dirigido por el rabino Yehoshúa Benzaquén Sultan quien no dudo en nombrar, ante su comunidad a María Elena dándole la bienvenida dicho rezo y sinagoga.

Tras el rezo, se realizó un almuerzo puramente sefardí, con alimentos propios de esta cultura milenaria, potenciando así los vínculos entre Melilla y Venezuela. A juicio de María Elena Fernández “este encuentro es ilusionante para todos porque redundará en la propia vida social de esta comunidad de melillenses y les acerca a su tierra de origen”.

En este sentido, la historiadora no ocultó su agrado ante la emotividad desplegada por estos melillenses que un día decidieron iniciar una nueva vida en Venezuela. “Te hablan con cariño de lo que sienten, de sus recuerdos, de los lazos familiares que mantienen con nuestra ciudad y, sobre todo, de las enormes ganas que tienen de visitarla, de pasear por sus calles y de ver con sus propios ojos cómo ha cambiado y se ha desarrollado, además de visitar el cementerio de San Carlos donde alguno de ellos tiene algún antepasado”.

El domingo 18 el acto se desarrolló en la sede de la Asociación Israelita de Venezuela donde se ubica el Museo Sefardí, comenzando a las 8:30 am. A las 9 am se presentó, de la mano del embajador de España, Don Antonio Pérez-Hernández y Torra la conferencia “La huella sefardí en Melilla: 150 años de aportación judía”, donde María Elena Fernández de Díaz, dando ejemplo de profesionalidad, presentó a través de diferentes videos e imágenes la historia de los judíos melillenses remontándose a la etapa de la expulsión llegando hasta nuestros días; a las 11 am fue el turno del melillense afincado en Caracas y presidente de la casa de Melilla en esa ciudad, Don José Chocrón Cohén quien habló sobre “La presencia de Melilla en Venezuela”, y al mediodía se realizó una visita a la exposición Melillenses en Venezuela. La jornada continuó con un almuerzo sefardí donde María Elena pudo recoger de primera mano esa oralidad del otro lado del Atlántico, donde los testimonios de muchos de los melillenses fueron los protagonistas de la jornada.

A las 2:30 pm y con la proyección del video promocional de Turismo Melilla, se realizó la mesa redonda “Melilla de mis recuerdos”, con Momy Sultán, Abraham Chocrón Murciano, José Chocrón Cohén y María Elena Fernández Díaz.

La coordinadora del proyecto SEFAMEL pudo visitar en días posteriores, de la mano de José Chocrón y familia, varias instituciones como el Congreso, el archivo histórico dentro del Palacio de las Academias o la casa natal de Simón Bolivar además de realizar visitas a diferentes comercios de melillenses afincados en Caracas como el de Momi Sultán.

El día 20 y de la mano de Monique Harrar y dentro del centro Hebraica de Caracas pudo presentar, ante otro tipo de público, una nueva conferencia donde la importancia estribaba en las oyentes. En dicha charla pudo obtener valiosísimos testimonios sobre los judíos en Melilla hasta los años sesenta, ya que las asistentes eran jubiladas, muchas de ellas antiguas catedráticas o profesoras de universidad, oriundas de Tetuán o Melilla, que aportaron sus vivencias apuntando que Melilla ha trascendido de sus fronteras dando a conocer al mundo su realidad, en muchas ocasiones de manos de los judíos.

La visita a Caracas ha supuesto, una vez más, para MEM GUÍMEL su internacionalización dando a conocer nuestra ciudad y el patrimonio de que disfrutamos además de poder incluir estas conferencias dentro de las actividades llevadas a cabo con ocasión de la  conmemoración de los 150 años de la llegada de los judíos a Melilla

Conferencia, Sra Tuzman de Melilla y amigas

 

 

 

 

 

 

sala Benhamin Pilos, sinagoga de Mary Perez

 

 

 

 

 

 

melillenses en Caracas

 

 

 

 

 

 

Volver arriba

0 Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MEM GUÍMEL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies