Close

+34 658 034 000 memguimelmelilla@gmail.com

Toda la información escrita puede copiarse haciendo referencia al autor y enlazando la web

Doble Estándar

Por Mordejay Guahnich (Presidente de Mem Guímel e Investigador)

Uno de los magistrales Shiurim (charla) del Doctor Betesh, comienza con este ejemplo que clarifica que es el Doble standar para juzgar. “Dos amigos estaban en un bar y tras varios whisky, uno le dice al otro, Moshe deja de beber que te estas volviendo borroso”. Esto es una viva muestra como es más fácil culpar a otros, que reconocer que nosotros somos la causa.

2 Doble Standar

Una historia con dos perspectivas, cada uno según el prisma con el que  lo mire. Como dice nuestro querido Rab June Grengos “uno ve la uña y el otro la yema, dos realidades del mismo dedo, pero no se puede negar que no exista la otra parte”. Pero con predisposición, bondad y buena voluntad, llegaremos a ver la otra realidad,  comprender a nuestros amigos, y justificar los hechos del prójimo.

La Torá dice “Con justicia juzgarás a tu semejante”, a lo que explica el Doctor Betesh “quiere decir, que aunque no seamos jueces en la vida diaria estamos continuamente juzgando la conducta de nuestros semejantes. No es solo juzgar a nuestros semejantes, sino también nuestras propias conductas, todos nosotros tenemos actos a través del día que son dignos de ser calificados como positivos, quizás neutro o negativos”

En otro parrafo podemos leer “no haréis injusticia en tus juicios”, el Kely Yakar lo explica de la siguiente manera “habla sobre los jueces, y significa que en los juicios no juzgue con injusticia, es decir con doble standar. A sus amigos los juzga con unos parámetros y los disculpa,  a sus enemigos con otros y los incrimina. Este pasuk  no es solo para los jueces, ya que el ser humano en la vida diaria nos permitimos y aprobamos muchas de nuestras conductas, pero esas mismas conductas se las prohibimos o condenamos a nuestros semejantes”

Las explicaciones dadas por estos dos eruditos de la Torá, sirven a modo de introducción a este doble standar. Podemos contar muchas parábolas, historias, y en algunas de ellas enseguida izaríamos  la bandera de inocentes y en otras la de culpables. Pero si la puesta en escena variase de persona, o bien de  contexto ¿qué bandera levantaríamos?

Una pequeña historia para ilustrar el tema de hoy, pero seguro que a ustedes enseguida le brotarán en la mente otras muchas.

El Sr. Abraham  se une a una reunión en la que están hablando sobre la conducta que ha tenido otra persona, mientras escucha lo que argumentan se hace su propio juicio y enseguida condena esta forma de proceder, no propia de una persona justa y respetuosa. Al darse cuenta de quien hablan, reconoce que es uno de sus mejores amigos, de forma sorpresiva cambia y no le parece tan reprobable  su conducta, se convierte  en su abogado defensor.

¿Qué ha pasado? Si antes era inexcusable su conducta, de pronto todo tiene una justificación. Sencillo ha entrado en escena el DOBLE STANDAR.

Podemos dar miles de ejemplos y escribir cientos de páginas. Pero el mensaje de hoy es que antes de convertirnos  en juez acusador, pensemos cual serían nuestras justificaciones en el caso que nos estuvieran juzgando a nosotros.

Para poder tener la capacidad de dar beneficio de la duda, hay una fórmula magistral, alejar  de nuestro corazón el Zinat Jinam (odio gratuito). Debemos dejar paso a la comprensión y creer en el ser humano.

En Sucot cogemos 4 especies y las unimos, representando de forma simbólica los diferentes hijos que conforman Am Israel (Pueblo de Israel).

  • El Etrog (toronja): que posee olor y sabor, simboliza al perfecto conocedor de la Torá y observante de los preceptos
  • El Lulav (hoja palmera): que presenta frutos pero que no posee olor. Simboliza al que es un recto observante, pero sin conocimientos
  • El Adás (mirto): con olor pero sin frutos, representa al judío que  conociendo la Torá, no la cumple
  • La Aravá (Sauce): sin fruto ni olor, es el ejemplo del judío sencillo que no conoce ni cumple con los preceptos.

A pesar de la diferencia entre estos cuatro tipos de personas, la tradición nos obliga unirlos. Simboliza la  unión del pueblo, elevación y corresponsabilidad.

Debemos intentar conseguir el nivel del Etrog o estar en ese camino.  Pero sin olvidar estos dos pasuk  “Ahavta  Lereeja Camoja (Amarás al Prójimo como a ti mismo) y Derej Jeret Kadma La Torá (La buena conducta precede a la Torá)”.

Hay que superarse día a día, v por el bien de todos nuestros hermanos, adquiriendo conocimientos de Torá y musar. Torá (conocimiento) y Jesed (bondad) unidos.

Pensemos antes de juzgar, principalmente cuando lo hacemos con doble standar o doble vara de medir. Quien sabe los méritos y buenas cualidades  que tiene cada persona, Como dice el refranero popular “No hay que juzgar al autor de un libro por su portada”, hay que abrirlo, leerlo y luego sacar conclusiones.

FUENTES:
La Torá
Judaísmo A-Z
Raíces Judías
Revistas Askari (cultura Judía)

Volver arriba

0 Comentarios

Los comentarios están cerrados

MEM GUÍMEL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies