Close

+34 658 034 000 memguimelmelilla@gmail.com

Toda la información escrita puede copiarse haciendo referencia al autor y enlazando la web

In Memoriam David Melul

Por Mordejay Guahnich (presidente de Mem Guímel e investigador de la cultura Judía-Sefardí)

La historia del pueblo judío esta llena de leyendas sobre filántropos y grandes benefactores, grandes de corazón y grandes en generosidad, que han conseguido que el resto del mundo nos vea con admiración y también con un poco de envidia, como un pueblo ejemplar en esplendidez y bondad, y que le dan al pueblo judío el titulo y la fama de solidario.

Quien no ha oído alguna vez relatos de hombres capaces para hacer grandes negocios y también capaces de compartir gran parte de sus ganancias con sus hermanos.

Si, todos las hemos oído con admiración alguna vez,  pero nosotros en Melilla además hemos tenido la oportunidad de conocer en persona a varios y beneficiarnos de sus bondades.

David Melul Benarroc2009Nov28_Medalla Familia Melul por la CIMEL-002h Z.L. nació en Melilla allá por  los años treinta, en el seno de una familia acomodada procedente de Tetuán, siendo muy joven marcho a estudiar Ingeniería Textil a Barcelona, recuerdo haber oído de su propia voz como por entonces vivía en un modesto pisito en el mismo edificio de la antigua sinagoga de la calle Roma, y de cómo cada vez que “akzeaba minian”  llamaban al joven Melul para poder decir Tefilá o para cualquier otro menester comunitario, y David siempre estaba dispuesto a interrumpir sus complejos estudios para unirse al Kahal.

David aun siendo un joven estudiante emancipado y vivir en una gran capital, siempre sintió que se debía a sus hermanos, nunca fue extremadamente religioso pero siempre fue un buen judío, y lo demostró a lo largo de toda su vida.

Seria prácticamente imposible detallar todas las muestras de jesed que realizó, todas las aportaciones económicas que realizó con esplendidez, sé que financio quirófanos ultramodernos  en hospitales de Israel, viviendas, el Museo Judío de Bejar, el Centro Pedagógico y Cultural Melul en Melilla, el Colegio Judío de la Comunidad Israelita de Barcelona, ha sufragado la mayor parte de la construcción del Liceo Sefardí de Melilla, colaboró muy espléndidamente con la Federación de Comunidades Judías de España,  con la Yeshiva Mesilot Hatora  y un largísimo etcétera, pero no solo se implico en lo económico también aporto su trabajo personal y su tiempo, fue Presidente de la Comunidad Israelita de Barcelona, Cónsul del Estado de Israel, manteniendo además de su propio peculio todos los gastos del consulado, fue uno de los mayores contribuyentes y activista del Keren Hayesod, ha dado conferencias, ha colaborado en infinidad de publicaciones y también aquí cabe un largísimo etcétera.

¿Que se puede decir cuando un hombre de esta categoría nos deja, para hacer justicia a sus obras y su memoria?

David Melul escribió y publicó  el relato de una de sus múltiples anécdotas, lo tituló “UN NOMBRE EN EL RECUERDO” ahí dejo escrita una frase que podría ser la respuesta a esa pregunta:

“Las promesas de atender a la memoria de los nuestros son más que promesas, son la única constancia que quedará”.

Don David Melul Benarroch un gran judío, un gran melillense, un gran hombre. Que su alma descanse en el Gan Eden.

 

Volver arriba

0 Comentarios

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

MEM GUÍMEL

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies